Menu

Los vestidos adecuados para la boda: ¿cómo vestirse sin errores?

6 grudnia 2019 - Sin categorizar
Los vestidos adecuados para la boda: ¿cómo vestirse sin errores?

Cada uno de nosotros quiere lucir bella en la boda. En esta ocasión, compramos nuevos vestidos, zapatos, visitamos una peluquería y hacemos maquillaje profesional. Queremos lucir atractivos, a la moda y encantadores. A veces, sin embargo, en nuestro enfoque en nosotros mismos, olvidamos quién es más importante en la boda y qué vestido, peinado y maquillaje deberían eclipsar a los demás. A menudo, las mujeres están tan concentradas en su propio estilo y apariencia que olvidan en qué ocasión es esta reunión. Entonces puede haber una situación en la que su maquillaje demasiado fuerte, su atuendo demasiado atrevido o su creación demasiado llamativa, comience a dominar y atraer miradas. Y este no debería ser el objetivo de los participantes de la boda. Entonces, ¿cómo vestirse, no cometer un error, sentirse bien y atractiva, y al mismo tiempo dejar que brille la única reina en este baile, es decir, la novia? Asesoramiento.

El vestido más importante en la boda.

La novia es la persona más importante de las mujeres en la boda y su vestido debe ser el más elegante, atraer la atención y despertar deleite. Ella es la reina, la persona más importante, debería brillar. Es importante que cada participante de la boda recuerde esto y no se fije el objetivo principal de ser la persona más vestida en la ceremonia. Un vestido elegante es, sobre todo, un rasgo de la novia y vale la pena recordarlo. ¿Esto significa que debemos vestirnos modestamente? Oh no! Vamos a vestirnos apropiadamente para la ocasión, sin exagerar de ninguna manera.

Colores o vestidos prohibidos para una boda, lo cual es una mala elección

vestidos de novia

Entonces, ¿cuál debería ser el vestido de novia perfecto? Toda mujer que recibe una invitación piensa en ello. Nadie quiere cometer un error y venir con un vestido que no es adecuado para la ocasión. Cada una de nosotras quiere lucir atractiva y femenina, sensual y de moda al mismo tiempo. Elegantemente. Y tampoco quiere que su atuendo sea leído como un mal presagio. Y desafortunadamente puede ser. Vale la pena recordar que el momento del matrimonio y la recepción de la boda está sujeto a muchas supersticiones en las que muchas personas todavía creen. Una de ellas se refiere al vestuario de las damas de honor y otras damas que aparecen en la boda. Entonces, antes de comprar vestidos de novia, pensemos si su color es el correcto. En primer lugar, el color más desagradable del vestido en la boda es el negro. Black Bodes mal, se interpreta como una mala señal, por lo que vale la pena renunciar. Por supuesto, si logramos combinar el negro con adiciones brillantes y alegrar nuestra estilización gracias a él, ciertamente no indignaremos a nadie. Sin embargo, es mejor elegir otros colores. El segundo color que no debemos elegir es el blanco. En este día, el blanco está reservado para la novia. Aunque todos los vestidos blancos, claros y aireados se ven tentadores en el verano, pongamos colores bastante diferentes, seguros para la boda: rosa, pasteles, grises, oro, plata, azules, acianos, etc. También tengamos cuidado con los rojos. Especialmente si somos testigos. Entonces es bueno renunciar al rojo intenso y elegir algo más moderado.

Vestido demasiado corto para una boda.

Cuando sabemos qué color de vestido de novia elegimos, vale la pena pensar en la longitud correcta. En primer lugar, vale la pena pensar en qué efecto queremos lograr y en qué atuendo nos sentimos cómodos. Una boda es una noche llena de bailes, juegos y locura, por lo que es importante que no solo nos sintamos atractivos, sino también cómodos. Los vestidos largos son ciertamente extremadamente sensuales y femeninos, pero dificultan el movimiento. Se ajustan a personas altas y delgadas. Si pertenecemos a este grupo y no tenemos la intención de participar en juegos de bodas como correr, podemos elegir fácilmente la longitud máxima. En cuanto al mini, se permite en la boda tanto como sea posible, pero también vale la pena considerar el tema de nuestra conveniencia. Un vestido de novia muy corto no es de buen gusto, definitivamente es mejor esconder un cuerpo que mostrar demasiado. Además, el vestido muy corto tampoco ofrece una libertad de movimiento óptima y nos dificulta participar en competiciones organizadas por el maestro.

Leopardo y otros patrones o vestidos salvajes (no necesariamente) para una boda

Si se enfrenta a un dilema: un vestido liso o estampado, definitivamente recomendamos vestidos de novia sencillos, sin patrones, adornados con accesorios en forma de joyas elegantes y originales. Los vestidos de novia estampados no siempre funcionan y no siempre quedan bien. En primer lugar, no todos los diseños son adecuados para una boda. Tenga cuidado con todo tipo de leopardos, rayas de tigre u otros patrones en manchas, rayas y similares. Son demasiado pretenciosos y no necesariamente se ajustan a tal ocasión. Los diseños hawaianos también son mejores para elegir en fiestas navideñas más sueltas que para bodas. La excepción es, por supuesto, una boda estilizada, que requiere un vestido especial de los invitados. Entonces operan leyes completamente diferentes y prevalecen diferentes reglas de vestimenta. En esta situación, podemos sentir la tentación de disfraces realmente locos, desahogar la fantasía y ponernos un vestido que se ajuste al contexto temático de la boda.