Menu

¿Cuándo vale la pena tomar un préstamo en efectivo?

6 diciembre 2019 - Sin categorizar
¿Cuándo vale la pena tomar un préstamo en efectivo?

Una inyección rápida de efectivo ahora nos tienta a muchos de nosotros. No es de extrañar Cada uno tiene sus propios planes, sueños, metas y, por lo general, lo único que nos falta es dinero.

¿Vale la pena ceder ante tales tentaciones y decidir sobre un préstamo en efectivo?

La respuesta es sí, siempre y cuando esté seguro de que puede permitírselo. Por lo tanto, el tema del crédito debe abordarse con calma. No firme un contrato por impulso, sino acéptelo con precaución y distancia. En primer lugar, analice su presupuesto. Hazte una taza de café o té, siéntate frente a tu computadora en tu tiempo libre y crea un documento en el que puedas especificar tus ingresos y gastos mensuales.

Teniendo en cuenta todo lo que es repetitivo: facturas y tarifas, compras en forma de alimentos, productos químicos domésticos, ropa u otras cosas básicas. Te das cuenta de que un préstamo en efectivo es un pasivo que debes pagar, pase lo que pase. De lo contrario, puede tener problemas más tarde. Si está atrasado con el pago de las cuotas, el banco lo ha informado a BIK y en el futuro será bastante reacio a otorgarle otro préstamo, si corresponde. Es por eso que se deben evitar tales situaciones. Si ya ha analizado su presupuesto, sabe si puede pagar el compromiso. Usando la ayuda del banco, ajuste la cuota apropiada a sus opciones. No decidas demasiado alto, lo que te tentará con un reembolso más rápido. Nunca se sabe si habrá circunstancias en las que se quede sin dinero para una cuota tan grande. Es mejor apostar por uno más pequeño, uno que no sienta demasiado en los meses financieramente más débiles.

También esté en la balanza para elegir el banco que ofrece el APRC más bajo. Antes de firmar el contrato, lea también detenidamente el formulario de información, que contiene toda la información sobre las tarifas. Si todo el proceso transcurrió sin mayores problemas, eso es muy bueno. Ahora que su préstamo en efectivo es suyo, recuerde la puntualidad: ¡es muy importante! El dinero extra puede molestarlo, así que tenga en cuenta la gravedad de la situación y no tome tales decisiones a la ligera sin pensar en el futuro. El crédito solo debe tomarse cuando sea maduro y razonable.

Danés Inglés Francés Alemán Italiano Polaco Sueco